Zarabanda

Zarabanda es una compañía palentina de teatro surgida en 1984 que posee ya en su historial más de 30 títulos con los que ha recorrido una gran parte de España. En 1992 se convirtió en empresa de producción teatral y su primer trabajo se centró en la producción y gestión del prestigioso Festival de Teatro Ciudad de Palencia, en su XIII edición.

OBRAS Y DIFUSIÓN DE ZARABANDA
Desde que se convirtió en empresa teatral, ha producido trabajos y obras como los siguientes: Ñaque o de Piojos y Actores, Soledades, Ustedes son el espectáculo, Chínchate Froilán se fastidió tu plan, La Esencia del Romance, La Voz del Bosque, Por siempre Molière, El Príncipe Bromista, Un Viaje a Tennessee (Dirección: JUAN RIBÓ), El Dueño del Tiempo, Romances de Amor y Muerte, Historias para un Rey sin sueño, El Enfermo Imaginario, La Gran Aventura, Volverán…, Cómicos de Paso, Un plomo de soldadito, El amuleto de la suerte, Balada de los tres inocentes, Cuentos y Leyendas, Un divertido enredo, De carne y hueso, De pícaros y rufianes y 3 Historias casi reales.

Sus espectáculos han sido vistos en varias comunidades españolas como: Galicia, Euskadi, Asturias, Madrid, Castilla-La Mancha, La Rioja, Cantabria, Andalucía y Castilla y León. En esta última ha participado en su Red de Teatros Públicos, así como en su Red de Circuitos Escénicos. Junto a sus trabajos estrictamente teatrales une a su historial numerosas intervenciones en la programación regional de Televisión Española en Castilla y León durante los años 1989-1990. La unión de Televisión Española y Zarabanda surgió en el año 1988 tras incluir este canal televisivo en su programación informativa estatal noticias de la gira que realizó esta Compañía a la antigua usanza, con carros tirados por mulas, en las provincias de Valladolid y Palencia.

“ASALTO AL CASTILLO DE FUENTES DE VALDEPERO POR EL OBISPO COMUNERO ACUÑA”

En 2013 Zarabanda teatralizó de la mano de su director Enrique González, la idea de Manuel A. Rojo, concejal de cultura entonces del Ayuntamiento de Fuentes de Valdepero, el asedio del belicoso obispo Acuña al Castillo de los Sarmiento. Fuentes de Valdepero preparó y celebró la recreación histórica de uno de los actos teatralizados de la historia más importantes de la provincia de Palencia, pese a su corta trayectoria.

El Ayuntamiento propietario de los derechos de esta obra, decidió llevar a cabo la recreación histórica del asalto al Castillo de Fuentes de Valdepero durante la Guerra de las Comunidades; poner en escena una obra de teatro que ilustrase los hechos históricos sucedidos en 1521, cuando el castillo estaba bajo protección de la familia Ribera (que en aquellos años ya había unido su destino a la familia Sarmiento -la responsable de la construcción de la fortificación- a través de un enlace nupcial) y hasta sus puertas llegaron los comuneros comandados por el obispo Acuña, que no cejaron hasta tomarlo, arrasarlo y apresar a los Ribera.

La puesta en escena de esta obra costó más de seis meses. Medio año de ensayos y preparativos para poner en escena un libreto creado ad hoc por Enrique González. Pero al fin llegó la hora de la verdad y el estreno teatral fue todo un éxito, a tenor de los aplausos y vítores de las decenas de personas que se congregaron a los pies del Castillo

«Una de las características más importantes del proyecto es que no queríamos una representación más o menos vistosa, sino que tuviese, como ocurre en otros importantes eventos de temática histórica de nuestra región, un carácter de permanencia en el tiempo», explica Enrique González. Para lograr esa implicación en el tiempo, el Ayuntamiento y González acordaron que algunos vecinos de Fuentes de Valdepero, concretamente seis, participasen en la obra junto a otros siete actores de Zarabanda. Para Inés González, Mari Mar Polanco, Toñi Pérez, Charo Aragón, Mariano Hermosa y Begoña Cuadrado fueron los aplausos más fuertes de sus paisanos.

La decisión del Ayuntamiento de convertir la historia del Castillo en un protagonista más y su apuesta porque predominase la faceta cultural, fue una cita ineludible en los veranos palentinos de los años 2013 al 2016. Un reconocimiento al buen trabajo desempeñado en la dramatización de un acontecimiento histórico que destacó por su buena calidad y un apreciable regusto profesional que contribuyó a que los asistentes se dejaran enganchar por el espectáculo que tenían ante sus ojos. En definitiva, jornadas en las que se conjugó la diversión y la cultura.


Redes V a l d e p e r o